Esther Díaz Llanillo: Prosa paranormal y estilo

Esther Díaz Llanillo (1934 - 2015) escritora cubana de fantasía

Esther Díaz Llanillo (1934 – 2015) escritora cubana de fantasía

Sara E. Cooper: La conocí en 2011: una ancianita de estatura bajísima, miope, con problemas de movilidad, realmente no podía salir de su casa. Esa tarde mi gran amiga, la escritora Mirta Yáñez, me llevó a una calle muy bulliciosa, llena de bicicletas, carros viejos, y vendedores ambulantes (…) Nos abrió la puerta la escritora, vestida de azul y rosadita, con su andador ortopédico, una sonrisa enorme y los ojos brillantes.

Mara García: En su obra se destacan distintos temas: El de Dios, de la justicia, la relación de Dios con el hombre, la soledad y la muerte. (…) Esther Díaz Llanillo nos muestra protagonistas que se hallan atrapados en una atmósfera de angustia y desesperación. En otras circunstancias sus protagonistas forman parte de sucesos extraordinarios que cambian su rutina diaria. (…) Para Esther Díaz Llanillo, el sueño representa un espacio temporal de unos 30 años en que no publicó; no obstante algo escribió para ella misma.

Esther Díaz Llanillo: Prosa paranormal

Por Sara E. Cooper

La conocí en 2011: una ancianita de estatura bajísima, miope, con problemas de movilidad, realmente no podía salir de su casa. Esa tarde mi gran amiga, la escritora Mirta Yáñez, me llevó a una calle muy bulliciosa, llena de bicicletas, carros viejos, y vendedores ambulantes con sus gritos de “Bioniato, boniaaaaattooooo,”  y “¡Aquí tienen su flauta de pan freeeeescooooo!” Tocamos el timbre en una puerta de pintura desgastada, nos anunciamos, y al sonar un timbre entramos y subimos unas empinadas escaleras que daban a otra puerta. Nos abrió la puerta la escritora, vestida de azul y rosadita, con su andador ortopédico, una sonrisa enorme y los ojos brillantes.

Si no hubiera leído sus cuentos ya, sin duda la habría tomado por una simple abuelita simpática y generosa, en vez de la mujer creativa, sardónica y fantasiosa que era. Hablamos toda la tarde, de literatura y música, de La Habana y California, y de los muchos planes que tenía para el futuro. Seguía escribiendo sus historias, construyendo mundos alternativos y vidas infiltrados por lo paranormal.

La vi por última vez en febrero del 2015, y con sus 81 añitos todavía demostraba tener más inteligencia y capacidad mental que la gran mayoría de gente a los 30 o 40. El espíritu estaba dispuesto, pero la carne le era débil, y falleció a finales de noviembre de ese año (Q.E.P.D.), dejándonos una riqueza de imaginación en forma de relatos fantásticos. Un compendio de sus mejores cuentos saldrá en edición bilingüe a finales de este año: Sobre espíritus y otros misterios/About Spirits and Other Mysteries.

El estilo de Esther Díaz Llanillo

Por Mara García

“En su obra se destacan distintos temas: El de Dios, de la justicia, la relación de Dios con el hombre, la soledad y la muerte. También predominan cuentos que tratan de problemas subjetivos, psicológicos, de tipo fantástico, de humor negro etc. Los ámbitos que recrea son el espacio real de la biblioteca, la casa, la cocina que es un lugar accidental, una sala de conferencias etc. Muchas veces en estos espacios irrumpe lo insólito en lo cotidiano y los personajes se ven asediados por fuerzas amenazantes que los controlan.

Esther Díaz Llanillo nos muestra protagonistas que se hallan atrapados en una atmósfera de angustia y desesperación. En otras circunstancias sus protagonistas forman parte de sucesos extraordinarios que cambian su rutina diaria. En 1999 la autora cubana publica el libro Cuentos antes y después del sueño. El texto se divide en dos partes: “Cuentos antes del sueño” (nueve relatos), fueron creados en su juventud y se publicaron con el título El castigo (La Habana, Ediciones R, 1966). Además aparecieron en algunas antologías y revistas.

Los cuentos incluidos en la segunda sección, “Cuentos después del sueño” (quince relatos), son cuentos hechos con mucha imaginación que conservan el suspenso y la sorpresa de los primeros. Estos cuentos se escribieron aproximadamente a partir de 1990 y también han aparecido en antologías dentro y fuera de Cuba. Para Esther Díaz Llanillo, el sueño representa un espacio temporal de unos 30 años en que no publicó; no obstante algo escribió para ella misma.”

Copyright © 2015 Cubanabooks, All rights reserved

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.