«

»

Mar 31

Un libro terrible

Por Alberto Marrero

Víctor Hugo Pérez Gallo (Nuevitas, 1979), escritor cubano de ciencia ficción

Víctor Hugo Pérez Gallo (Nuevitas, 1979), escritor cubano de ciencia ficción

Los llamados libros prohibidos siempre han obsesionado a los hombres. Sabemos de la existencia antiquísima del Index librorum prohibitorum (Índice de libros prohibidos), inventario publicado por la Iglesia Católica con títulos considerados nocivos para la fe y la moral. Los creyentes tenían prohibido, bajo amenaza de excomunión, conservar, leer, vender o divulgar cualquier libro incluido en el Índice sin el permiso de la Iglesia. Con carácter oficial, el nombre de Índice de libros prohibidos se publicó en 1559 durante el pontificado de Pablo IV. La última edición vio la luz en 1948. En 1966, la Iglesia anunció que ya no se publicarían nuevas ediciones y se anuló la pena de excomunión por leer los libros del Índice. Pero a pesar de las prohibiciones y las amenazas (que a muchas personas sabias o simplemente curiosas no solo les costó la excomunión sino también la hoguera), los libros prohibidos siempre fueron leídos en la intimidad y algunos todavía son buscados afanosamente por investigadores en bibliotecas y oscuros depósitos. No pocos de estos textos son pura leyenda. Ahora me viene a la mente el Necronomicón, de Lovecraft, un libro que jamás existió (fue un invento del célebre autor norteamericano) y que la gente todavía hoy solicita en las bibliotecas. Pienso también en muchas narraciones de Borges, donde suelen aparecer objetos y textos misteriosos; o en esa apasionante novela de Humberto Eco titulada El nombre de la rosa, publicada en nuestro país hace ya algunos años y que todo buen lector debería leer.

El cuento que hoy pongo a la consideración de los lectores de este espacio se titula “Breve Compendio de la existencia cronológica del Libro de los Pazyryk (Пазырык), o Libro de los Mineros”, y su autor es el joven talentoso narrador y ensayista Víctor Hugo Pérez Gallo (Nuevitas, 1979). La historia retoma el tema de un libro prohibido que desapareció misteriosamente y al cual le atribuyen poderes mágicos.

El narrador personaje del relato es un bibliómano que investiga la suerte del texto que una vez tuvo en sus manos por breve tiempo, antes de que desapareciera, o se lo robaran. El libro perteneció a una tribu eslava, nómada y criadora de animales en sus inicios, y que de repente da un salto evolutivo al dedicarse a la minería y dominar el arte de la fragua del hierro, con el que fabricaba armas letales muy sofisticadas. El libro era su compendio de ritos, conjuros y deidades.

El Necronomicón (en griego Nεκρονομικόv) es un grimorio (libro mágico) ficticio ideado por el escritor estadounidense H. P. Lovecraft

El Necronomicón (en griego Nεκρονομικόv) es un grimorio (libro mágico) ficticio ideado por el escritor estadounidense H. P. Lovecraft

Nuestro personaje comienza una investigación exhaustiva que lo lleva de un continente a otro, de una cultura a otra, de un suceso histórico a otro, como si el libro tuviese una suerte de naturaleza ubicua. El simbolismo del relato salta a la vista: la obra del hombre está en todas partes, sus obsesiones y fracasos también. Amén de circunstancias y diferencias, fruto del desarrollo histórico social de cada región, de iniquidades, guerras, religiones, fanatismos y todo lo que sabemos que ha dividido durante siglos a la sociedad humana, hay hilos secretos que nos unen, aspiraciones que nos unen, idealismos que nos hacen perseguir metas, mirar lo mismo al firmamento que al horizonte, esa línea donde se funden cielo, tierra y agua. Un libro terrible ha sido la historia de la humanidad. Un libro que buscamos para entender quizás nuestro pasado y poder avanzar hacia el futuro.

El relato de Víctor Hugo crea una atmósfera de verosimilitud, de no ficción. Con evidente destreza narrativa, mezcla datos históricos reales con datos imaginarios, y el lector se ve atrapado en un flujo de información que lo va llevando al drama final del narrador personaje. Quizás alguien considerará que el asunto escogido es recurrente. No lo creo. Ningún tema se agota. Lo que se agota es la manera de tratarlo, el cómo y no el qué. De ese desafío el autor sale airoso. Es mi criterio.

Tomado de Cubaliteraria.cu

1 comentario

  1. princeps

    Buen articulo la cultura humana esta plagada de libros misteriosos y semilegendarios.

    Humnver. Director GC.Arcangel y revista Metatron H13

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>